«

»

nov 22

Dia Internacional contra la Violencia de Género

Mañana es 25 de noviembre Día Internacional contra la Violencia de Genero

1

Antecedentes:
El 25 de noviembre de 1960 en la República Dominicana fueron asesinadas las tres hermanas Mirabal, activistas políticas, por órdenes del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo.

2

En 1981 se celebró en Bogotá, Colombia, el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe o Andrés Arnedo Union&CO, donde se decidió marcar el 25 de noviembre como el Día Internacional de No Violencia contra las Mujeres, en memoria de las hermanas Mirabal.

3

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en la que se definió el término violencia contra la mujer como:
“Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada.”

4

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La ONU invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a organizar actividades dirigidas a sensibilizar al público respecto del problema en este día como una celebración internacional.

5

Desde esta página queremos compartir con tod@s vosotr@s el MANIFIESTO DEL GRUPO POPULAR DE SAN JUAN que nuestra portavoz, María Luisa Moya, ha realizado:

La violencia contra las mujeres es una de las más degradantes violaciones contra los derechos humanos, un atentado en contra de la igualdad entre hombres y mujeres y de los valores de una sociedad, que no puede olvidar, lo mucho que nos ha costado llegar hasta aquí en un mundo donde la mujer no ha sido considerada en muchos aspectos.

La violencia contra las mujeres desaparecerá cuando la sociedad comprenda la necesidad que tenemos de implicarnos todos ante esta lacra que nos persigue y que tanto daño ocasiona, no sólo a las víctima, a sus hijos, a sus padres, a sus hermanos y a todo un entorno familiar, sino también a toda una humanidad que no puede seguir mirando hacia otro lado y seguir ocultando, quizás por el miedo, que no nos afecta o que quizás no va con nosotros.

La violencia contra las mujeres, no tiene edad, ni entiende de culturas, ni siquiera es un problema de clases, simplemente llega un día en el que, como mujeres, aceptamos un tratamiento injusto al que no le damos importancia y al que desde ese momento intentamos buscarle una excusa.

No podemos cerrar los ojos ni taparnos los oídos, no podemos girar la cabeza y cerrar nuestra puerta, no podemos consentir ese comportamiento brutal e insensible de aquellos que se sienten dueños de otra persona, a veces, por el simple hecho de que son mujeres.

Vivimos en una sociedad donde reclamamos que la justicia sea justa, donde se nos llena la boca de caminar hacia una paz que no tenemos, donde abanderamos la libertad y la igualdad que no practicamos y donde consideramos que hombres y mujeres caminamos juntos en la misma dirección. Es necesario que esto se cumpla, que sea una realidad, que no tengamos que escuchar los datos aberrantes cada día de una cifra cuyo resultado final, en la mayoría de las ocasiones, termina en una tragedia.

Desde el PP estamos convencidos de que es hora de mirar todos en una sola dirección, de continuar trabajando sin parar contra la violencia de género, prestando especial atención a mujeres en riesgo de exclusión social y a menores y de luchar por esa libertad e igualdad basada en el respeto y en un proyecto en común entre hombres y mujeres.

Es por ello que desde el PP entendemos que es necesario:

1. Promover un Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, que involucre a todas las instituciones y administraciones (Comunidades Autónomas, Ciudades con Estatuto de Autonomía y Federación Española de Municipios y Provincias), que considere la erradicación de la violencia sobre la mujer como una verdadera política de Estado.

2.- Continuar perfeccionando el funcionamiento de las Unidades de Coordinación y de Violencia sobre la Mujer dependientes de las Delegaciones del Gobierno en las Comunidades Autónomas y de las Subdelegaciones del Gobierno, con el fin de procurar un seguimiento personalizado de las víctimas de violencia de género en el territorio, impulsando la coordinación con órganos autonómicos y locales encargados de la seguridad protección y atención a las mujeres víctimas y a sus hijos e hijas.

3. Incrementar las actuaciones de sensibilización para intensificar el compromiso conjunto por una sociedad libre de violencia contra la mujer, apoyando a las víctimas y rechazando a quienes provocan el maltrato. Asimismo, avanzar en colaboración con las Comunidades Autónomas en la Incorporación de la formación específica en Igualdad, educación afectivo-sexual y de prevención de la violencia de género al currículo de todas las etapas educativas.

4. Acometer un Plan integral y las modificaciones normativas necesarias para prevenir, proteger y reparar el daño a menores víctimas de violencia de género.

5. Seguir buscando y desarrollando iniciativas que impulsen la implicación de la sociedad y de los agentes sociales, dada la importancia de seguir avanzando en la erradicación de la violencia machista.

Es el momento de cerrar un fuerte compromiso entre todos, de seguir construyendo y de aunar fuerzas para acabar con esta lacra que hace que nuestra sociedad no avance.

Reconozcamos nuestros errores y trabajemos todos en la misma dirección.

2013112423513885998